Inmigrantes afrontan dificultades en labor para recuperación tras el huracán Harvey

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Inmigrantes indocumentados que trabajan en las labores de recuperación del huracán Harvey, en Houston y el sureste de Texas, han sido despojados de sus salarios y expuestos a condiciones de trabajo inseguras y con riesgos para su salud, según un reciente informe encargado por organizaciones que pugnan por mejorar la vida de los jornaleros.

El informe titulado “Después de la tormenta: el mercado laboral de Houston tras el huracán Harvey” fue realizado por Nik Theodore, Profesor de Planificación y Política Urbana de la Universidad de Illinois en Chicago, a petición del “Centro de Trabajadores Fe y Justicia” y la “Red de Organización Nacional de Jornaleros”.

El informe examina las condiciones de empleo de los inmigrantes que trabajan en la construcción en Houston, tras realizar una encuesta con 361 jornaleros.

La investigación encontró que “el robo de salarios es desenfrenado”. Solo en las primeras cuatro semanas de recuperación después del huracán, más de una cuarta parte, el 26 por ciento de los jornaleros han sido víctimas de robo de salarios, al pagarles menos de la cantidad que debieron recibir.

El reporte apunta que un obstáculo importante para la reducción del robo de salarios y la recuperación efectiva de los sueldos no pagados, es que los jornaleros no reportan estas violaciones, por temor a ser reportados a las autoridades migratorias.

Un 64 por ciento de los jornaleros que se identificaron como inmigrantes indocumentados indicaron que no se sienten seguros pidiendo ayuda a funcionarios del gobierno.

El informe señala que 85 por ciento de los trabajadores que fueron encuestados dijo no haber recibido la capacitación que necesitan para protegerse de los peligros en las labores de recuperación, ni de los riesgos relacionados con edificios inseguros, con el moho, las aguas contaminadas, árboles caídos o líneas eléctricas.

También destaca que la mayoría de los jornaleros no cuentan con el equipo de protección personal que necesitan. Casi un tercio, el 32 por ciento, no tiene guantes de trabajo, el 40 por ciento no tiene gafas protectoras, el 41 por ciento no tiene botas con punta de acero, el 64 por ciento no tiene casco.

Mas de un tercio de los trabajadores encuestados, el 34 por ciento, reporto haber resultado lesionados mientras estaban empleados como jornaleros en Houston.

De los que sufrieron una lesión, el 67 por ciento indicó que el lugar de trabajo no era seguro, el 63 por ciento dijo que la lesión fue debido a la falta de equipo de protección, y el 52 por ciento dijo que se lesionó debido a la presión para trabajar rápido.

“Mientras que los jornaleros realizan el difícil y a menudo peligroso trabajo de demolición, limpieza y remoción de escombros y reconstrucción, sus esfuerzos y los peligros que enfrentan rara vez son reconocidos”, dijo Theodore, el autor del informe, en un comunicado.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.