Operan petroquímicas a un tercio de capacidad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El sistema de refinación de Pemex, compuesto por seis plantas, operó hasta febrero a un 32 por ciento de su capacidad, muy distante de niveles arriba del 80 por ciento que marcan estándares internacionales y que se lograron alcanzar hasta el 2013.

Después de una baja en el 2014, y un ligero repunte en el 2015, a partir del 2016 y hasta este año los niveles de utilización no han dejado de caer últimamente, como consecuencia de programas de mantenimiento en las refinerías de Madero y Minatitlán.

Encuentran en Facebook a probable graffitero que pintó templo de San Agustín, Oaxaca
Además, también han impactado fenómenos naturales y accidentes a la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, que obligó a paros no programados, según reportó Pemex en su informe anual del 2017.

Cifras de la Secretaría de Energía refieren que en febrero pasado sólo una refinería de Pemex operó por arriba del 50 por ciento de su capacidad, la de Salamanca, Guanajuato, al 71 por ciento.

En contraste, las de Minatitlán y Madero prácticamente han detenido sus operaciones, con índices de apenas 7 y 3 por ciento, respectivamente, luego de que cerraron el año pasado operando al 10 y 1 por ciento, también en ese orden.

El último incidente ocurrió en noviembre del 2017 en la refinería de Minatitlán, Veracruz, que según versiones de los trabajadores, tuvo un colapso en una de sus torres catalíticas, luego de un sobrecalentamiento por una inyección de vapor mal realizada durante su rehabilitación.

Pero otras razones, como la configuración de las propias refinerías y la mezcla del tipo de crudos que reciben para procesar, así como una mayor conveniencia de importar combustibles, por menores precios, explican la caída en la utilización de las plantas.

Nelson Arizmendi, director del Consejo Mexicano de la Energía, apuntó que en los últimos meses se ha venido reduciendo en México la producción de petróleo ligero, tipo de crudo al que está adaptada la mayor parte de las refinerías.

“Las refinerías sólo pueden trabajar con cierto tipo de mezclas, y una alternativa posible para revertir la situación sería hacer ‘swaps’ (operaciones de intercambio) de crudo ligero por crudo pesado con Estados Unidos”, señaló.

Arizmendi dijo que se deberían transparentar los costos reales de refinación en México, para evaluarlos contra los costos de importar combustibles.

También, abundó, se deberían analizar alternativas que permitirían reducir costos de mantenimiento y operación en las plantas de Pemex.

“Nos preocupa que si bien a largo plazo el futuro es eléctrico, a corto y mediano plazo el alza de las importaciones nos lleva a una alta dependencia que implica riesgos, aunque hasta ahora se han logrado sobrellevar”, advirtió el experto.

En febrero (último dato disponible), la distribución de crudo por parte de Pemex a sus refinerías bajó 46.2 por ciento anual, de 0.98 a 0.53 millones de barriles diarios; mientras que exportó 31.8 por ciento más petróleo en el mismo lapso, de 1.06 a 1.39 millones barriles al día.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Tags: