Sección 22, una historia de ambición y oportunismo en Oaxaca

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Aunque el Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO), surgido hace 38 años, en 1980, no se encuentra en su mejor momento, ni con fuerza ni participación de antaño, éste sigue vigente y en busca de rectificar el camino perdido, según el ex secretario Organización Política de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Gabriel Santiago López Chiñas.

El ex líder observó un magisterio minado, desencantado y desalentado por las prácticas de arribismo político, ambición de poder y acuerdos oficialistas en los que han incurrido las dirigencias.

Explicó que los ex líderes han utilizado al magisterio como “trampolín político” para ascender a cargos públicos y de elección popular, cuando el movimiento magisterial en Oaxaca nació combatiendo esas prácticas a las que calificó de “charras” en las que incurría Vanguardia Revolucionaria.

“Antes de 1980, el control del gremio lo tenía el partido en el poder, en ese entonces el secretario general de la Sección 22 era seguro diputado y, a la vez, dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El último ex dirigente, Fernando Maldonado Robles, detentaba los dos cargos”.

Magisterio vive regresión

Desempeñando el trabajo en la escuela primaria donde está adscrito, abre un espacio para señalar que el magisterio vive una regresión cuando justamente ese oportunismo se vive con los ex dirigentes y miembros del gremio que son diputados locales y otros aspirantes sin preocuparse realmente de la situación educativa, “Ya ni siquiera cuidan las formas, ni respetan los estatutos que nacieron como un código de ética”.

Agrega: “no decimos que no tengan aspiraciones, el problema coincide con que los ex líderes son aspirantes a cargos públicos. A los compañeros de ahora les gana la ambición de poder y eso desalienta a las bases porque se sienten utilizados y lleva a que nuestras acciones se vean minadas”.

Necesaria una escuela sindical

López Chiñas, quien fungió fue parte del Comité Ejecutivo Seccional en el periodo 2008-2012, manifiestó que el gran vacío del movimiento se debe a la falta de escuela sindical para formar políticamente a los cuadros con potencial de dirigentes y también esa misma labor se llevaría a cabo en el terreno educativo.

Dice que una de las peores dirigencias que lideró al MDETO es la que enfrentó el conflicto de 2015, “fue la peor crisis por la que atravesó la lucha del magisterio, un periodo catastrófico, con graves errores en lo político y ético, porque los dirigentes también tenemos código de ética y principios rectores”.

Pierden el IEEPO

Fue en ese periodo, con Rubén Núñez Ginez, cuando el magisterio no solo pactó con el gobierno también se le arrebataron espacios del sector educativo que tenía en el IEEPO.

Esos errores, indica, involuntarios o voluntarios acarrean consecuencias que han asumido los trabajadores de la educación.

“No podemos decir que estamos en los mejores momentos, pero hay una fuerza importante dentro del movimiento que seguimos enarbolando, las que nos dieron origen y quizás nuestra posición respecto a la reforma nos mantiene en pie”.

Para el profesor, la Reforma Educativa desde sus inicios estuvo destinada al fracaso y ahora están más cerca de echarla abajo.

Dice que no se puede pensar en una ley en la que no estén involucrados los actores principales: los docentes.

Lucha del magisterio vigente

De su lado, la ex miembro de la Comisión Política de la Sección 22, Isabel García Velasco, sostiene los diferentes escenarios por los que ha atravesado el movimiento magisterial son factor fundamental del desinterés en las bases. “No es lo mismo el 2006 que 2016 o 2018”.

Para la profesora de primaria de la región de la Costa, el MDETO sigue y estará vigente por mucho tiempo, aunque carece de garantía de respuestas a sus demandas.

Frente al escenario que enfrentan, considera que las decisiones de los dirigentes deben ser firmes para lograr la unidad y firmeza en cada una de las jornadas de lucha.

“Aunque haya amenaza de despidos, de suspensión de salarios, de sanciones tenemos que dar batalla para que no nos dividan”.

Resultados, solo con protestas

Dice que el respaldo de los padres de familia, aliados naturales, es fundamental cuando se trata de llevar cabo movilizaciones. “No hay de otra, hay resultados cuando hay protestas”.

La profesora menciona que cada una de las dirigencias sindicales tiene sus errores y aciertos pero son las bases y la historia la que los juzga.

De acuerdo con el sociólogo, Porfirio Santibañez, el conflicto magisterial que se padece en Oaxaca tiene tintes políticos que traen repercusiones en toda la sociedad.

En primer lugar, dice, es la niñez por la falta de clases, luego la sociedad que se ve interrumpida en sus actividades.

Considera que las demandas del magisterio son legítimas, pero los procedimientos utilizados son equivocados.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Tags: