Promesas de AMLO generan confianza en estados petroleros

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los compromisos petroleros realizados por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como respetar los contratos de licitaciones, construir y modernizar refinerías y llegar a una producción de 2.6 millones de barriles diarios de petróleo, generan confianza en los estados dependientes de este sector.

Sin embargo, el panorama actual de estas entidades es aún débil. La minería petrolera contribuye con 4.9% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Sólo nueve estados registran actividad de dicha industria, aunque en cada uno el peso es distinto.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las proporciones son las siguientes: en Campeche 80.4% de su PIB corresponde al petróleo, en Tabasco 53.1%, en Veracruz 5.1%, en Chiapas 3.6%, en Tamaulipas 2.8%, en Puebla 1.0%, en Nuevo León 0.3%, en Coahuila 0.05% y en San Luis Potosí 0.05 por ciento.

De los cinco estados donde la minería petrolera tiene mayor relevancia, únicamente la actividad económica de Tamaulipas se ubica en terrenos positivos, pero con un crecimiento por debajo de 1.5% anual. Las demás entidades, en el primer trimestre del año, presentaron caídas anuales menos pronunciadas respecto a periodos previos.

Resalta Campeche, que lleva cuatro años y medio con disminuciones en su economía; Tabasco desde el 2016 exhibe esta situación.

No obstante, una ligera mejora se percibe en las participaciones federales, ramo que se reparte por el nivel recaudatorio, que indirectamente se define por la dinámica económica y petrolera.

En los primeros ocho meses del 2018, según información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las cinco entidades petroleras analizadas exhibieron tasas de crecimiento positivas, en términos reales y anuales, en el Ramo 28, producto de una base de comparación baja y mayores precios de la mezcla mexicana.

Por ejemplo, en Campeche, las participaciones aumentaron 23.7% anual real, por tasas de 32.4% en el Fondo General, de 12.5% en el Fondo de Extracción de Hidrocarburos y de 7.8% en Derecho Adicional sobre la Extracción de Petróleo.

Entre enero y agosto del presente año, el promedio del precio de la mezcla llegó a 61.04 dólares por barril, 38.7%, más que en igual lapso del 2017; todavía esta cotización está lejos del registro del 2014, que fue de 94.77 dólares.

La producción de petróleo crudo fue de 1.82 millones de barriles diarios en agosto del 2018, frente a los 2.56 millones en diciembre del 2012.

Ramsés Pech Razo, analista energético de la firma Caraiva y Asociados, señaló que las declaraciones de López Obrador inyectan certidumbre para el sector petrolero, pero, dijo, es necesario un plan energético que llegue hasta el año 2040.

“Estados Unidos comenzó su plan en 1973 y lograron ser autosuficientes en el 2015; ésos son los planes que hacen falta”, mencionó.

Pech Razo aseveró que los gobiernos estatales podrán estabilizarse si son apoyados por la Federación: “los gobernadores deben solicitar que aumente el presupuesto de Petróleos Mexicanos (Pemex) y pedir a la Comisión Nacional de Hidrocarburos una mayor cantidad de licitaciones”.

“También es ver qué estado hará qué, porque no es lo mismo una entidad que depende del volumen de extracción, que aquella que se dedica a la transformación de la materia”, añadió.

“Las compañías privadas tienen que estar involucradas porque son las que van a inyectar dinero, si las compañías privadas no lo hacen, Pemex no podrá, los gobiernos estatales tienen que hablar con el sector privado. Lo importante es saber cuántos impuestos se generarán en las próximas licitaciones”, agregó.

Sobre la construcción de refinerías, mencionó que antes de ejecutar este proyecto se debe hacer un diagnóstico de las que hay y establecer su vida útil.

Uno de los estados más lastimados por la crisis petrolera fue Campeche, donde existe optimismo por las propuestas a nivel energético de AMLO.

José Domingo Berzunza Espínola, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de Campeche, indicó que la actual administración estatal (2015-2021) llegó al poder en plena crisis petrolera.

“De producir más de 2 millones de barriles diarios de petróleos, pasamos a producir 159,000. La problemática está en que Pemex dejó de explotar otros pozos, y se centró en Cantarell, el principal pozo petrolero de aguas someras en la región”, explicó.

El titular de Sedeco refirió que una las estrategias a corto plazo del gobierno estatal fue ayudar a que a las empresas locales se les condonaran las multas y recargas del Servicio de Administración Tributaria, logrando que 70 % de las firmas no cayera en la quiebra.

Sostuvo que están dispuestos a cooperar con el próximo gobierno federal. “Nosotros en Ciudad del Carmen tenemos unas oficinas comerciales con la Embajada del Reino Unido, este territorio ha mostrado interés, y hay gente de varios consulados de Noruega, el pronunciamiento del presidente electo de respetar el marco jurídico de las licitaciones petroleras hizo que ellos lo tomarán de manera favorable”.

Para potencializar a Campeche hay tres fundamentos primordiales de la próxima administración federal: respetar los contratos de licitaciones, la construcción de refinerías y la llegada de Pemex a Ciudad del Carmen por el proceso de descentralización.

Con el gobierno de Enrique Peña Nieto se lanzó el Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo para los estados de Campeche y Tabasco, así como el proyecto de Zonas Económicas Especiales (ZEE), en el cual figura Seybaplaya.

“Houston, nuestro vecino tiene nueve refinerías, así que tenerla nos hará competitivos contra esta región, estamos seguros que habrá un análisis profundo y de gran calado, habrá un tamiz que dará un proyecto sostenible”, ahondó.

Para Gildardo López Baños, catedrático de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), la crisis petrolera se materializó cuando el gobierno local comenzó a presentar problemas con captación de recursos federales.

“Por un lado la falta de recursos financieros del estado y por otro, la caída de la actividad económica petrolera y la limitación al presupuesto de Pemex afectaron a Tabasco, el gobierno estatal no pudo hacer algo sin recursos”, indicó.

“En el centro histórico de Villahermosa diario hay plantones y campamentos de los desempleados del sector energético, el gobierno actual del estado no tiene manera de generar recursos”, contó.

El investigador de la UJAT expresó que hay esperanza por los planteamientos de los nuevos gobiernos, federal y estatal, como la refinería y atraer Inversión Extranjera Directa (IED).

“Estos programas que se implementarán a partir de diciembre ayudarán a que esta zona marginada mejore”, comentó.

Tabasco también cuenta con una ZEE, de siete, que se ubicará en Dos Bocas.

Gerardo Levet Sosa, coordinador de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Anáhuac Xalapa, dijo que la economía de Veracruz se vino abajo por la crisis del petróleo.

El nuevo gobierno estatal, enunció, vendrá a cosechar lo que la administración anterior efectuó en estos dos años, se hizo promoción en Veracruz para atraer IED para el tratamiento de productos derivados del petróleo.

“Tenemos áreas específicas que implican un potencial en Veracruz, la empresa Jaguar ganó algunas áreas de los campos petroleros, lo cual apoyará con creación de pequeñas y medianas empresas que distribuyen material”, explicó.

“Muchas personas perdieron su trabajo y se dedicaron a ejercer otras actividades, como la agricultura, el comercio y hasta introducirse en el crimen organizado. No es casualidad que haya una unión entre los altos índices de delincuencia y el desempleo en Veracruz”, aseguró Rufino Alejandro Hernández Figueroa, académico de la Universidad Veracruzana.

Dijo que se necesita reforzar la implementación de la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos.

“Chiapas no es tan dependiente del petróleo como Campeche o Tabasco; sin embargo, un sector de la población vivía de esta actividad, cuando inició la crisis se registraron despidos y por lo mismo, la situación social se volvió más precaria”, señaló Carlos Levi Gallegos Viza, especialista del Centro de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Chiapas y la Frontera Sur, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Expresó que en los últimos dos años el gobierno del estado ha promovido el apoyo a las pequeñas empresas, y también se ha enfocado en la exportación de productos derivados del petróleo.

“De manera estatal se ha dialogado con empresas privadas, y se ha notado presencia de IED, otro punto que se debe ver es que recientemente aumentaron los recursos, las participaciones federales. Se le entregó más dinero a Chiapas”, manifestó.

En relación a la llegada de AMLO, acotó que es positivo que se vea hacia el sur-sureste del país, “no solamente nos verán por la crisis petrolera, también por la ubicación geográfica, podemos ser punto estratégico para conectar a países del sur del continente”. La entidad cuenta con la ZEE de Puerto Chiapas.

Si bien la dependencia petrolera de Tamaulipas es menor a 3% de su PIB, fue uno de los primeros estados en manifestarse a favor de la reforma energética y estar presente en las rondas de licitaciones, aseguró Francisco García Fernández, catedrático de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

“Se ha visto la llegada de grandes conglomerados, y fueron traídos por los gobiernos estatales, ellos están enfocados en el sector petroquímico, se vinculan a una transformación industrial”, añadió.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.