Queda en libertad el “Monstruo de Worcester”; en 1973, mató a 3 niños

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Junta de Libertad Condicional en Inglaterra, determinó dejar en libertad a David McGreavy, apodado el ‘Monstruo de Worcester‘ o “el verdadero asesino de Viernes 13”, quien en 1973 asesinó a tres menores de edad. El argumento de su salida de la prisión es que “había cambiado notablemente”.

David conmocionó a la sociedad británica tras quitarle la vida a tres niños; uno de nueve meses, uno de dos años de edad y otro de cuatro. Los mató, los mutiló y los enterró en un patio cercano al domicilio donde residían.

Pero cómo ocurrió el multihomicidio. Haciendo un retroceso a la escena de las muertes, la historia comenzó a tejerse así: McGreavy, de 21 años, se mudó a vivir con la familia de su amigo, Clive Ralph, quien llevaba una vida tranquila al lado de Elsie Urry, su esposa y con la cual procreó tres hijos.

McGreavy se integró a la actividades de la familia, y había visto crecer a los tres niños. Incluso se comportaba con ellos como si fuera su padre. Por ello, Clive no dudó en recurrir a él para que se hiciera cargo de los menores, que estaban en la cama dormidos, mientras iba a recoger a su mujer a la salida del trabajo.

Cuando los padres llegaron a su hogar, se encontraron con un baño de sangre, pero no había ni rastro de McGreavy ni de los niños.

Horas más tarde, la policía localizó los cuerpos mutilados de los menores. Y David confesó.

El 13 de abril de ese año, mató a la pequeña Samantha, de tan solo nueve meses, cuando esta comenzó a llorar desconsoladamente, fracturándole el cráneo.Después estranguló con un cable a su hermano Paul, de cuatro años, y acto seguido cortó la garganta a Dawn, de dos años.

Luego de su confesión, fue condenado a una pena mínima de 20 años. Desde que ingresó a la cárcel recibió la protección de lo reclusos para que no le hicieran daño.

¿Qué hay detrás del asesino?

McGreavy escondía un oscuro pasado. Nacido en Southport en 1951, fue el segundo de seis hermanos y pasó gran parte de su infancia en bases del ejército ya que su padre era militar.

A los 15 años dejó los estudios y se alistó en la Marina. Pero pronto comenzaron los problemas. Arrogante y engreído fue castigado en varias ocasiones. Los problemas con la bebida fueron su dolo de cabeza, ya que acabó con su carrera. De regreso a casa, comenzó a buscar empleo y de inmediato conseguía pero en todos acababan despidiéndole.

Su compañero del colegio, Clive Ralph decidió echarle una mano y lo acogió en su modesta casa, en la que sólo había dos habitaciones. McGreavy dormía con Paul mientras Samantha y Dawn pasaban la noche con sus padres.

Clive pasaba largas jornadas fuera de casa porque trabaja como transportista y McGreavy ayudaba a su mujer en el cuidado de los niños. Su comportamiento en casa era ejemplar, pero cuando salía volvían los demonios. El alcohol le transformaba. Fue detenido varias veces por escándalo público y Clive le advirtió que debía dejar la bebida si quería continuar viviendo con ellos. A pesar de todo, no supo ver lo que se avecinaba.

¡El asesino queda en libertad!

Para la Junta de Libertad Condicional el asesino confeso ha “cambiado considerablemente” durante estos 45 años tras las rejas.  Ahora, a sus 67 años, recupera la libertad.

Elsie Urry, de 68 años, ha protestado contra la puesta en libertad del hombre que asesinó a sus tres hijos pequeños en 1973 en Worcester, Inglaterra, según informó ‘The Sun‘.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.