Hospitales ponen en peligro a inmigrantes

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

A medida que las políticas contra la inmigración ilegal se endurecen en EU, médicos que atienden a indocumentados en custodia acusaron que tanto organismos gubernamentales como autoridades de los hospitales donde trabajan ponen en peligro a los pacientes y socavan los compromisos para mejorar la atención a este sector.

El diario The New York Times recogió algunos testimonios de trabajadores de estos centros de salud que aseguran que los inmigrantes que llegan a sus manos deben soportar que el personal los encadene a las camas y que no les permitan usar los baños.

Los médicos aseguran que están en constante presión para que den de alta a los pacientes antes de tiempo y para que certifiquen que pueden permanecer en centros de detención.

El personal citado por el Times, añadió que la atención de seguimiento que necesitan los paciente a largo plazo, a menudo se descuida, y que se les ha impedido informar a familiares sobre el estado de los internos en estado crítico.

“A los doctores, que tienen la obligación moral y ética y de cuidar a los pacientes, se les está impidiendo activamente llevar a cabo la práctica”: Kathryn Hampton, Activista.

Además, detallan, hay vehículos de la Patrulla Fronteriza cerca de las entradas a los hospitales, con el fin de avivar el miedo entre inmigrantes que necesitan atención, por lo que se abstienen de acudir.

En muchos casos, dicen los médicos, sus pacientes son solicitantes de asilo recién llegados, como el caso de una mujer guatemalteca en Tucson, que había huido del abuso violento del padre de su bebé en casa. Estas personas, que están bajo custodia sólo por su estatus migratorio, están sujetos a medidas de seguridad destinadas a los presos acusados de delitos graves.

“A los médicos, que tienen la obligación moral y ética y el deber de cuidar a los pacientes, se les está impidiendo activamente llevar a cabo su trabajo”, dijo Kathryn Hampton, un activista de derechos humanos al diario neoyorquino.

En un nuevo informe, una organización social sin fines de lucro documentó una serie de casos en los que la atención de salud se vio comprometida por las autoridades de inmigración.

En el caso de la oficina de Control de Inmigración y Aduanas, que supervisa la detención a largo plazo, las normas establecen que al menos un agente debe acompañar a los detenidos a recibir atención médica y si el paciente está hospitalizado, “seguir las políticas y procedimientos de la oficina operativa”.

ICE tiene estándares separados que requieren que los oficiales de custodia transporten y permanezcan con los detenidos durante el tratamiento médico fuera del sitio.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.